El estilo oficial de vestir trajes de mujer para la oficina y sus fotos.

Ropa formal de estilo empresarial para mujer

La demanda comercial tradicional es menos estricta, mientras que la demanda conservadora, por el contrario, no permite un indicio de libertad. La ropa en el estilo comercial oficial, a diferencia de otras áreas, no ha cambiado prácticamente desde principios del siglo pasado: esta es una de las líneas más arraigadas, creada, como dicen, durante siglos.

En cuanto a los nuevos elementos de corte, detalles de lavado y accesorios, no se debe olvidar que un traje de negocios es un elemento de estado. Por lo tanto, antes que nada, debe ser de alta calidad y estar hecho de una buena tela.

Los requisitos de estilo empresarial están cambiando. Vale la pena señalar que en los últimos años, la moda empresarial se ha vuelto mucho más democrática. En primer lugar, esto se debe al hecho de que la mujer de negocios era muy joven. Hoy, por regla general, tiene unos treinta años. En segundo lugar, la mujer de negocios moderna no sabe si logrará detenerse en casa entre todos los asuntos para cambiarse de ropa, por ejemplo, para un cóctel nocturno. Por lo tanto, debe vestirse para que por la mañana no se vea por la tarde y por la tarde, por la tarde.

En un armario de negocios, hay dos tipos principales de trajes: formales e informales. A pesar del hecho de que incluso las personas de más edad se permiten ir a reuniones lejos de usar ropa formal, el traje oficial es indispensable. Ayuda a mantener el tono correcto de las negociaciones. El estilo oficial de ropa para mujeres puede ser lo más conservador posible o, por el contrario, lo más femenino posible. Según el grado de conservadurismo o decoración, los trajes se dividen en cinco tipos principales: tradicionales, conservadores, profesionales, femeninos, agresivos. Por lo tanto, cada mujer puede elegir un traje que sea ideal para ella, con pantalones, falda o vestido, y enfatizar su personalidad.

El traje oficial de mujer en un estilo clásico.

Lo más estricto, sin lujos, lo más cerca posible del macho. Mirando un traje de mujer de este tipo en un estilo clásico, es imposible determinar la marca y el momento de su fabricación. La moda no se aplica al color o al corte. Lo único que cambia es la longitud y el ancho de los hombros y las solapas. El diseño del traje tradicional repite los colores y el corte del traje de hombre.

Este tipo de vestuario crea una impresión altamente autoritaria y se prefiere para trabajar en el negocio masculino o conservador. El lujoso material de calidad y la marca cara enfatizan el alto estatus. Adecuado para mujeres en puestos de alto nivel en instituciones estatales y gubernamentales, así como jefes de grandes corporaciones, por ejemplo en los sectores financiero y bancario.

Tal traje consiste en la chaqueta y la falda de un hombre. La silueta de la chaqueta en el estilo comercial oficial de la ropa enfatiza mínimamente los contornos del cuerpo femenino, sin adornos ni cortinas. No importa cuán categóricamente suene esto, ni siquiera debe contener una pista de su identidad de género.

La falda es recta, clásica, la longitud es estrictamente limitada (2 cm por encima o por debajo de la rodilla). Y, por supuesto, ¡sin pantalones! El esquema de color es conciso: azul oscuro, burdeos, negro, beige, tonos grises de avispa. El patrón de tela, como en el traje de hombre, es una tira y una jaula.

Trajes de mujer conservadores para la oficina y sus fotos.

Este disfraz difiere del tradicional principalmente en que enfatiza favorablemente la figura con una silueta más femenina, aunque todavía sin adornos decorativos y cosida de telas más diversas.

Preste atención a la foto: los trajes de oficina para mujeres en un estilo conservador son elegantes e impecables, tales prendas son indispensables cuando se trabaja con los funcionarios más importantes del estado, tanto hombres como mujeres.

En lugar de colores neutros, viene una paleta más rica, como borgoña, berenjena, verde oscuro, etc. La falda es recta, estrecha, de una longitud clásica.Los pantalones ya están permitidos con un traje conservador; sin embargo, solo los clásicos rectos con flechas (posible con pinzas).

Un traje de oficina conservador para mujeres es adecuado para las mismas situaciones que las tradicionales, pero solo si el estado ya no está a la vanguardia.

Traje de negocios profesional

Más democrático y coherente con la situación del grueso de las mujeres trabajadoras, desde trabajadoras de oficina hasta inmobiliarias. Un traje de este tipo enfatiza la suavidad, la feminidad es mucho más fuerte que los dos primeros tipos, pero a nivel empresarial se toma en serio.

Un traje profesional difiere de los dos tipos anteriores en un corte más democrático, telas sueltas y más texturizadas (varios tweed, boucle), contiene elementos del estilo cotidiano (por ejemplo, una cremallera o cinturón). Su corte rinde homenaje a la moda femenina conservadora.

Esta categoría de disfraces incluye una chaqueta con falda, pantalón o vestido. Los detalles aparecen en el diseño de la chaqueta: solapas desmontables, todo tipo de bolsillos. Las chaquetas de estos trajes a menudo están diseñadas para usarse sin blusas. La chaqueta puede variar en color desde la parte inferior del traje.

No hay requisitos estrictos de corte y sujeción. Una ventaja indiscutible son los tonos medios y claros de los colores "masculinos tradicionales": azul, gris y beige, así como los colores "femeninos serios": granate, verde oscuro, marrón, berenjena, etc.

Traje de negocios femenino

Su tarea principal se refleja en el título: enfatizar la feminidad. Los disfraces en colores pastel con decoración femenina entran en esta categoría. Sin embargo, la mayoría de los disfraces con tales acabados no son muy atractivos para la esfera empresarial seria, su efectividad es innegable solo en la temporada cálida, en el sur o en el negocio comunicativo o de mujeres, por ejemplo, para una consultora sobre belleza femenina.

De lo contrario, un traje de este tipo no causará la impresión adecuada, solo las mujeres seguras o asertivas pueden lograr resultados positivos en él. Y pequeño, frágil o carente de un carácter imperioso y decisivo, este traje está contraindicado.

Por supuesto, tal traje implica una falda; después de todo, este es el principal atributo del encanto femenino. Los estilos de faldas pueden ser muy diversos. En este caso, una combinación de una chaqueta lisa con una falda de color es bastante aceptable.

Disfraz de mujer agresiva

Encarna las ideas más atrevidas y originales. Debe tenerse en cuenta que las mujeres vestidas de esta manera a menudo piensan que se ven espectaculares, pero los hombres pueden encontrarlas demasiado agresivas.

Esta categoría de ropa de negocios solo puede ser ofrecida por representantes de profesiones del mundo de la moda y el mundo del espectáculo, donde la tarea de la mujer es atraer la atención a través del diseño audaz y de moda, colores brillantes, diseño no trivial, detalles impactantes. El disfraz no debe ser estándar. Si los pantalones, ya sea el máximo acampanado, o completamente estrecho. Si la falda, en ningún caso recta.

Un escote abierto, minifaldas e incluso mini-shorts son posibles. El requisito principal para este tipo de vestuario es de alta calidad. Si la calidad deja mucho que desear, entonces el disfraz simbolizará pertenecer a los estratos más bajos de la sociedad o indicará una falta de gusto.