Cómo hacer un dosel a la casa con sus propias manos y adjuntar una terraza (con foto y video)

Gorras de moda: historia y como usar

Este es un ejemplo digno de cómo una cosa francamente masculina, una vez en el armario de una mujer, adquiere características y asociaciones completamente nuevas. Uno de los sombreros más interesantes que se ha convertido en una alternativa a los sombreros y sombreros merece especial atención.

Este modelo ha estado presente en las pasarelas durante varios años, y podemos suponer que se ha establecido en las tendencias a largo plazo.

¿Qué es una gorra y cómo se ve?

El prototipo de este tocado era el tope de los rangos de oficiales más altos adoptados en la mayoría de los países europeos. La historia de la gorra se remonta al menos 300 años, pero apareció en el vestuario femenino en los años 70 del siglo pasado.

Fue durante este período que los diseñadores prestaron mucha atención a muchas cosas tentadoras para hombres. Este no es el único, sino como siempre un préstamo exitoso del vestuario masculino de un accesorio brutal.

En ese momento, en el vestuario de las mujeres, parecían impactantes y muy audaces, pero las tendencias masivas entraron con bastante rapidez.

Las gorras aparecieron como una alternativa juvenil a los sombreros, que instantáneamente se consideraron modelos relacionados con la edad. Por supuesto, la versión femenina no copió estrictamente el original con un poema, pero mantuvo los detalles característicos sin cambios.

¿En qué consiste un gorro? Tres características principales nunca le permitirán confundir estos modelos con ningún otro casco. En primer lugar, son pequeñas clavijas de altura media (3-5 centímetros): es él quien le da forma al modelo.

Una parte requerida es una visera, una especie de imitación de los márgenes del sombrero. En modelos femeninos, el aspecto más espectacular es visores estrechos, formas y longitudes fluidas, de templo a templo. Por cierto, son ideales para cualquier tipo de rostro.

Y la principal característica distintiva de los modelos es el tul. Es ella quien define el concepto de lo que es una gorra. Puede ser plano, como prototipos, o tal vez redondo: las formas en la tendencia son las más diversas.

Pero invariablemente, la parte superior de la gorra mantiene su forma y tiene una silueta bastante estricta, a diferencia de las gorras o gorras.

En ningún caso deben confundirse sus estilos, la gorra de mujer lleva una carga estilística completamente diferente, lo que significa que establece completamente los acentos de la imagen a su manera.

Y hoy la gorra parece un modelo masculino histórico y sexy. Están cosidas de tela tradicional, cuero suave o gamuza, siempre originales: modelos combinados en los que el cuero complementa el material básico.

Independientemente de las temporadas y tendencias de la moda, la decoración es bastante moderada y se mantiene el tono sobre tono del color principal. Esto le permite usarlos como un sombrero original y urbano, y crear las imágenes más diversas con ellos.

Observe cómo se recogen las imágenes del forraje femenino en estas fotos:

En ningún caso debes confundir este estilo con un sombrero clásico. La gorra es mucho más democrática y está elegantemente integrada en las imágenes cotidianas.

Dé preferencia a los materiales caros y de alta calidad: la simplicidad y la brutalidad del estilo le agregarán elegancia.

Cómo usar gorros tejidos de mujer

Lo que es un gorro se puede apreciar eligiéndolo como un tocado diario para clima frío. En primer lugar, y a diferencia de los sombreros, estos modelos conservarán el estilo en el que pasaste el precioso tiempo de la mañana. Y en segundo lugar, son absolutamente universales y se combinan con imágenes de casi cualquier estilo real. Combinándolo con cosas al estilo de "urban chic" o refinado "militar". Solo que las imágenes con ella no deberían sobrecargarse con elementos de estilos "masculinos" y acentos adicionales.

Es muy efectivo usar una gorra como accesorio con vestidos elegantes o conjuntos de "blusas y faldas". En este caso, una selección contrastante de cosas dará la mezcla muy reservada en la imagen. Los modelos combinan perfectamente con abrigos clásicos, chaquetas e incluso abrigos de piel.Esta es una gran opción para quienes crean imágenes complejas de temporada. Picante e indignante en este caso se conservan por completo.

Además, los diseñadores utilizan activamente materiales originales para crear nuevas variantes de modelos. La moda total de los artículos hechos a mano trajo incluso las gorras tejidas de las mujeres en las tendencias. Dichos modelos están tejidos a ganchillo para crear la densidad de textura necesaria y cumplir con todos los matices del estilo.

Para su fabricación, se utilizan variedades de hilo monofónicas y costosas, como el merino o la alpaca. La idea se ve fresca y coqueta, además, aporta un poco de anormalidad a las imágenes estacionales.

La única regla es que en tales imágenes debería haber solo una cosa tejida. La autosuficiencia de estos modelos habla por sí misma: puede complementarlos con una bufanda original, guantes de cuero o redecilla a juego. Esta opción, por cierto, se adapta más orgánicamente a los estilos elegantes de todos los días.